Beas

El municipio de Beas está integrado por varios pueblos, el más antiguo, y el que le da nombre es la villa de BEAS, su capital y sede del Ayuntamiento, fue el primero de los pueblos que surgió en el municipio allá por los siglos XII y XIII.

Se encuentra asentado sobre una pequeña colina de unos 123 metros de altura, en las proximidades del arroyo de Trigueros o de El Pilón. Sobre su origen, existen dos hipótesis, la tradicionalmente sostenida por los historiadores indica que pudo deberse al cruce de dos tradicionales vías: una procedente del sur, de Trigueros, que conduce hacia las tierras del Andévalo y la Sierra y, por otro lado, una vía agropecuaria que conduce desde el Condado de Niebla hacia el oeste, hacia las tierras fronterizas de Portugal. Otros estudios más recientes enraízan la voz Beas con el vocablo mozárabe “Vea”, que significa vega o lugar fértil, haciendo alusión a las ricas y fértiles huertas que siempre han existido en el lugar, junto al arroyo de Trigueros.