Fuente de la Corcha

Está situado en un amplio y extenso valle con pequeñas colinas al noroeste del municipio, junto a la frontera con Trigueros. Sus orígenes también están vinculados a la colonización agraria de este espacio por los vecinos de Valverde del Camino. Debió configurarse como núcleo urbano en el siglo XIX, cuando hacia 1880 se construyen las primeras casas de la entonces aldea. Su nombre parece que deriva de una fuente existente en este paraje que era conocida como la Fuente del Corcho, porque en sus aguas siempre flotaba un cucharón de este material, y era el lugar en el que pernoctaban los arrieros que desde la costa se dirigían hacia el interior de la provincia con sus mercaderías para comercializarlas en las tierras del Andévalo.